Detalle del proyecto

Categoría: Interiorismo & Decoración
Año: 2013

Idea del proyecto

La distribución previa a la reforma de la vivienda, tenía la singularidad de muchas casas antiguas donde el dormitorio principal estaba en la entrada y donde, casi siempre, la cocina estaba junto a un cuarto de baño o aseo.

Las única estancias que se mantuvieron en la ubicación original tras estudiar con detenimiento la mejor manera de recolocación de las estancias, fueron el salón y el baño principal. El resto de habitaciones de la casa fueron reubicadas para conseguir una mejora en la funcionalidad de la vivienda.

Aunque el pasillo se tuvo que mantener, tal y como estaba, se sacó un armario como aprovechamiento del espacio pero se le dio un uso diferente al habitual; en esta ocasión, se convirtió en “despacho” .

Para conseguir mayor iluminación de manera indirecta, en salón y pasillo, se hicieron falsos techos de candilejas ocultando luces leds y logrando un ambiente acogedor.

El objetivo principal era conseguir una casa funcional y, para ello, dos mejoras que se llevaron a cabo y que eran imprescindibles para los dueños de la casa fueron la integración de la cocina en el comedor, sin ser en su totalidad un espacio único; ya que el diseño permitía convertir la cocina en, independiente, siempre que fuera necesario; y la integración de un baño en el dormitorio principal.

Respecto a la decoración se mantuvo una misma línea de color y se utilizaron materiales nobles como la madera; pero para diferencia el comedor del salón y que éste, a su vez, estuviera en la línea de etilo de la cocina se introdujeron elementos modernos como las sillas de color rojo y materiales como el acero y el lacado que destacan sobre el estilo sobrio del resto de la vivienda.